Va de muñecas

¿Qué tal?
Hoy os quiero enseñar dos cosas: La primera son los camafeos de arcilla polimérica terminados, con los diseños las muñecas que puse ayer, en distintos colores. Son un poco vintage porque los he envejecido con tintas y cera y talco. También he envejecido los bordes de las imágenes para que quedaran con un toque más antiguo. A mí me gusta mucho el resultado. Ya he decidido (¡¡por fin!!!) que algunos van a ser colgantes y otros van a ser broches. ¡Espero que os gusten!



Por otro lado, hoy también quería contaros que esta afición a los crafts no me viene así por generación espontánea, sino que viene de familia. A mi madre también le encantan las manualidades y desde pequeña me ha enseñado que las cosas no tienen por qué ser iguales, que uno puede hacerse sus propios juegos o juguetes originales. Así que desde que era muy niña, me acuerdo de estar fabricando mis propias cartas de cambiar con sellos o flores, dibujando mis propios recortables, o haciendo coches de carreras con cajas de cartón, mientras mi madre pintaba sus figuritas de belenes, decoraba bandejas con pan de oro o creaba sus muñecas de papel maché.

Aquí os enseño las muñecas que cose ahora, tipo Tilda. Estas son las que me ha regalado. Una buena colección, ¿eh? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario