Cómo calcular la resolución óptima de nuestros imprimibles

¡Hola!

Muchos de vosotros me preguntáis cómo imprimir los freebies de papeles imprimibles que voy dejando a lo largo del año: qué papeles utilizar, qué tamaño...  Normalmente los suelo dejar en la calidad y el tamaño ideal para imprimir en un papel tamaño A3, pero hoy os voy a contar unos trucos para que podáis imprimir cualquier imagen que tengáis o que queráis hacer, con una buena calidad. Es una explicación un poco de andar por casa, pero espero que os sirva de ayuda:

‐ Utilizad siempre papel de buena calidad, ya sea fotográfico o de dibujo, pero de buena calidad.
‐ Imprimid siempre con la mejor resolución de vuestra impresora. Depende del modelo podéis seleccionar la calidad. En la mía hay una opción que es "máximo ppp" y es la que uso para imprimir fotos.
‐ Utilizad una resolución de 300 ppp (puntos por pulgada), como mínimo, para imprimir. Esto significa que en una pulgada (2,54cm) tiene que haber, al menos, 300 puntitos de tinta en un área que ocupe una pulgada, para que no se noten.

¿Y cómo sabemos si la imagen que tenemos tiene esa resolución para el tamaño al que queremos imprimir?

Pongo un ejemplo: Imaginaos que tenemos una imagen de 1500 píxeles de ancho x 1200 píxeles de alto. Es una regla de tres: Vamos a tomar que los puntos por pulgada son lo mismo que los píxeles por pulgada, es decir los puntitos de la impresora son lo mismo que los píxeles de la imagen.

Si para 300 píxeles ‐‐> 1 pulgada 
Entonces para 1500 píxeles‐‐> x,  

Luego tenemos que dividir  1500/300 y nos salen 5 pulgadas. Eso es lo que debería medir nuestra imagen para que la calidad fuera de 300 ppp. Que en centímetros son, otra regla de 3:

1 pulgada‐‐>2,54 cm 
5 pulgadas ‐‐>x,  

Luego, nuestro ancho es: 5x2,54=12,7cm Este es el ancho perfecto (para que los puntitos de tinta se noten lo más mínimo) que nos va a dar una imagen de 1500 píxeles de ancho.
Podemos calcular también el alto, si queremos, de la misma forma.

Si queremos una imagen más grande que eso, tendremos que recurrir a programas de edición de imagen, que nos agranden de forma artificial la imagen, y se "inventen" píxeles mediante métodos interpolación. Eso se traduce en que la imagen al final se verá más o menos borrosa dependiendo de cuánto la agrandemos, y perderá calidad.

Por eso es conveniente tener una imagen lo más grande posible, y que así nuestras imágenes queden nítidas y vibrantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario