Cerrado por mejoras


¡Buenos días!

Después de estar deliberando pausadamente con mis asesores personales, hemos decidido cerrar durante el mes de julio y agosto restante por mejoras técnicas hasta el 5 de septiembre. Os explico un poco las razones de esta decisión:

Quiero conseguir unos objetivos y me he dado cuenta de que no podré lograrlo sin cerrar un par de meses, ya que requieren mucho trabajo y dedicación por mi parte. No puedo sacar a la luz otros proyectos que tengo mucha ilusión por verlos hechos realidad si no me tomo un descanso de la tienda. Aunque tengo colaboradores muy especiales que me ayudan muchísimo y me dan un enorme apoyo por amor al arte, la mayor carga de trabajo cae sobre mis hombros. Y este año la he sentido más pesada que nunca.

Como algunos sabréis, antes de montar mi propio negocio, trabajé en varios puestos técnicos de grandes empresas, malgastando mis horas de creatividad delante de un ordenador, bajo las órdenes de personas a las que a veces, no había visto la cara más que una o ninguna vez. Vivía en Madrid, una ciudad preciosa para disfrutarla si estás estudiando o de vacaciones, pero para mí,  con un empleo que absorbía la mayor parte de mi tiempo y mi empuje, no fue suficiente. Por eso nos mudamos a Alicante, a la ciudad donde yo crecí tranquila y sin preocupaciones. Y fue en San Vicente del Raspeig donde he podido cumplir mi sueño: mi propio negocio creativo. Mi propia tienda de manualidades, donde impartir talleres de las materias que sé y hacer hermosos regalos a mano. También, vendiendo los productos necesarios para hacer las cosas bonitas que se hacen por aquí. Y conociendo a un montón de nuevos amigos con una creatividad desbordante y con muchísimas ganas de aprender y de los que yo aprendo cada día más cosas.

Pero no todos los sueños son perfectos, puesto que se nutren de realidad: La realidad de ser autónoma en este país. Es un disgusto y una preocupación constante no saber si vas a poder llegar a fin de mes, o tener la certeza de que las cuentas van a salir negativas en determinadas épocas del año, y aun así tener que seguir pagando las cuotas y los impuestos. Me encantaría poder tener empleados. Me encantaría poder contratar a toda la gente que me escribe queriendo impartir talleres. Me encantaría tener más tiempo para aceptar más encargos. Me encantaría que me fuera tan bien que pudiera contratar a una persona para poder dedicarle horas a mejorar la tienda. Pero no dispongo de los medios económicos para todo esto. De modo que todas estas reflexiones me han hecho llegar a la conclusión de que tengo que buscar un tiempo para llevar a cabo mis ideas; de seguir luchando por mi sueño pese a las circunstancias adversas; de querer mirar hacia delante aunque nuestro gobierno nos ahogue con sus nulas o populistas ayudas; de no rendirme y acordarme de mis principios antes que volver a una vida que no deseo.

Por todo ello, aprovechando que en verano no hay mucha afluencia de público, aunque me sepa fatal que algún cliente pueda venir de lejos y encuentre esto cerrado (pido disculpas de antemano), he decidido que es hora de tomarme un descanso en este pequeño mundo Kurisu Crafts.

Nos vemos en septiembre.
Besitos,

Kurisu







1 comentario:

  1. La dura tarea del autónomo... Cómo te entiendo!!! La gente piensa que como es un trabajo bonito y que nos encanta... trabajamos por amor al arte.... Como todo el mundo trabajamos para ganar dinero, pagar hipotecas, facturas, comida, ropa, ocio.... Y lo q no se ve es la dura realidad, pagamos todo y contentas si algun mes bueno nos llevamos un sueldito.... Yo ahora tras 3 años de HECHO A MANO CON AMOR instaurado, cambio de local y la gente piensa q es xq me va bien y me estoy forrando... Jajajaj.... tengo q cambiar para estar más centrica en mi pueblo, tener más visibilidad y por supuesto más venta, más talleres y lo que ello conlleva .... El doble de gastos....
    Menuda chapa pero te entiendo tanto!!! Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar